Fray Paul Zahner, nuevo Comisario de Tierra Santa en Suiza, y fray Louis Bischof visitan Jerusalén

From the left: fr. Bischof, the Custos fr. Francesco Patton and fr. Zahler, the new Commissar for the Holy Land in Switzerland
From the left: fr. Bischof, the Custos fr. Francesco Patton and fr. Zahler, the new Commissar for the Holy Land in Switzerland

Viajaron desde Suiza a Jerusalén, en la semana anterior al comienzo del Adviento, fray Paul Zahner, nuevo Comisario de Tierra Santa para Suiza y el principado de Liechtenstein, y fray Louis Bischof, secretario y ecónomo de la comisaría, pertenecientes a la Custodia suiza.

Fray Paul Zahner, antiguo guardián de la comunidad, teólogo y experto en espiritualidad franciscana, sucede en el cargo de Comisario a su predecesor Gottfried Egger, que ocupó este puesto durante 20 años: esta es una oportunidad para fray Paul de visitar la ciudad santa, renovar los contactos con los frailes de la comunidad de Jerusalén, conocer al Custodio fray Francesco Patton e incorporarse de lleno a su nueva misión de apoyo a la Tierra Santa.

Las comisarías fueron instituidas en 1421 por el papa Martín V (el año pasado se conmemoró el 600 aniversario). En tiempos más recientes, el papa Pablo VI reconfirmó su papel, que es el de asegurar un apoyo concreto a la misión franciscana en los territorios de Israel, Palestina, Jordania, Siria, Líbano, Egipto, Chipre y Rodas, promoviendo peregrinaciones, organizando las jornadas de Tierra Santa en las parroquias y la recaudación de la colecta del Viernes Santo.

 La historia de la comisaría de Suiza, sin embargo, es mucho más reciente. «Tras su expulsión del país en el siglo XVIII – explica fray Paul Zahner – los frailes franciscanos regresaron a Suiza en 1905, inicialmente a Lugano y después a Friburgo, pero la comisaría suiza de Tierra Santa no se fundó en Zurich hasta 1938.  Nuestra comunidad, de habla alemana, se encuentra en Näfels, en la Suiza centro-oriental, desde 1986, y desde 2009 es una custodia dependiente de Austria: actualmente la integran 23 frailes y un postulante».

«Vine por primera vez a Tierra Santa en 1973, y he vuelto con frecuencia para acompañar a grupos de peregrinos, al menos dos veces al año – cuenta fray Louis Bischof –. Y hoy es una gracia para mí estar de nuevo aquí en Jerusalén, para acompañar a fray Paul y poder visitar lugares que, por desgracia, no se pueden visitar durante las peregrinaciones». Fray Louis, hermano terciario, se ocupa desde hace ocho años de la contabilidad de los donativos y de las colectas para Tierra Santa. «Cuando entré en Näfels, en 2014, Gottfried era comisario de Tierra Santa y me encargó ocuparme de la contabilidad de la revista en alemán, función que aún desempeño. “Im Land des Herrn” (“En la tierra del Señor”) es el nombre de la revista impresa en Austria, que se envía a muchos subscriptores suizos y es una valiosa fuente de ayuda».

«Una de las iniciativas más importantes es seguramente la colecta del Viernes Santo – continúa fray Paul – el momento principal durante el que los fieles manifiestan su cercanía a la Tierra Santa a través de la oración y la ayuda económica, para promover y poner en valor la misión de la Custodia en la tierra donde vivió Jesús. El año que viene, en septiembre de 2023, también habrá una peregrinación para toda la Suiza de habla alemana y el pequeño estado de Liechtenstein. Por fin volvemos a organizar peregrinaciones después de estos años de pandemia y sin duda será una forma de acercar a los fieles a un conocimiento más profundo de los santos lugares, y también para que puedan tocar de primera mano las obras a las que se destinan nuestras colectas».

La mañana del 24 de noviembre, fray Paul y fray Louis fueron recibidos en la curia por el Custodio de Tierra Santa fray Francesco Patton, que dirigió palabras especiales de ánimo y buenos deseos al nuevo comisario fray Paul Zahner antes de su regreso a Suiza, reiterando la importancia que tienen las comisarías para la vida y la misión de la Custodia.

Silvia Giuliano